Qué es el Sintrom®, cómo y cuándo tomarlo

qué-es-el-sintrom

Se estima que en España hay 800.000 personas anticoaguladas. El acenocumarol, Sintrom®, es el tratamiento más prescrito y su efecto más temido es la hemorragia, por lo que muchos pacientes se agobian cuando reciben la noticia de que tienen que tomarlo. No hay que tener miedo, se puede hacer una vida normal, aunque se tengan que cambiar algunas cosas. Veamos cómo siguiendo unas recomendaciones, el INR (parámetro que se utiliza para controlar la coagulación) no sufrirá oscilaciones.

¿Qué es un anticoagulante?

Es un medicamento que dificulta la coagulación de la sangre. Tiene la misión de prevenir y disminuir la formación de coágulos en el interior de los vasos sanguíneos, evitando que se produzcan embolias o trombos. Muchas personas creen que “diluye, aclara o licua” la sangre, realmente sólo disminuye su capacidad coagulante normal o exagerada.

¿Te has preguntado alguna vez por qué la sangre no se coagula mientras fluye por los vasos sanguíneos?

En condiciones normales, la sangre fluye por el sistema circulatorio sin coagularse. Se coagula de forma natural en determinadas situaciones, como cuando nos hacemos un corte para taponar una herida que está sangrando.

En la sangre y en los tejidos existen sustancias que estimulan la coagulación  y otras que la inhiben. Que la sangre coagule o no depende del equilibrio de estos grupos de sustancias. ¿Qué grupo crees que predomina? Sí, en el torrente sanguíneo predominan las sustancias anticoagulantes.

Cuando se rompe un vaso sanguíneo se activan los mecanismos de “reparación” de la zona dañada anulando el efecto anticoagulante y se forma un coagulo. Si la reparación continuara de forma indefinida, la pared del vaso sanguíneo se taponaría. Se formaría un trombo y la sangre no circularía de forma adecuada, por lo que para frenar la reparación entran de nuevo en acción las sustancias anticoagulantes. En circunstancias patológicas no ocurre esto, sino que la sangre se coagula en el interior de un vaso formando trombos que lo obstruyen. Además, estos trombos pueden desprenderse y viajar por el torrente circulatorio y taponar otro vaso en otro punto, produciendo lo que se llama una embolia.

¿Cómo funciona el Sintrom®? ¿Para qué sirve?

En los pacientes anticoagulados se busca dominar la anticoagulación sobre la coagulación. Hay que conseguir un tiempo determinado de coagulación, ya que si se alarga un poco la protección (esto significa evitar formación de trombos) sería insuficiente, y si se alarga demasiado se evitaría la formación de trombos, pero con demasiado riesgo de sangrar.

Los anticoagulantes orales reducen los niveles de ciertos factores de la coagulación que se fabrican en el hígado a partir de la Vitamina K.

La Vitamina K es fundamental en el proceso de coagulación porque ayuda a que se fabriquen los factores de coagulación en el hígado. Si la vitamina K disminuye no se producen los factores de coagulación adecuadamente y la coagulación sería deficiente, por lo que el equilibrio coagulación-anticoagulación estaría a favor de la anticoagulación.

El Sintrom® actúa disminuyendo los factores de coagulación dependientes de la Vitamina K produciendo anticoagulación, hace que la sangre tenga menos capacidad de crear coágulos (trombos) anormales en el interior de los vasos sanguíneos, tiene más dificultad para aumentar el tamaño de los coágulos existentes y reduce la posibilidad de que se desprendan y desplacen (émbolo) a órganos vitales. Pero existe un pequeño riesgo de hemorragia, de ahí la importancia de seguir las recomendaciones y cumplir el tratamiento.

Ten en cuenta que al tomar un anticoagulante el equilibrio coagulación se rompe a favor de la anticoagulación, lo que implica un mayor riesgo de sangrado, pero se evita la trombosis.

Si la finalidad es que la sangre esté anticoagulada para estar protegido ¿Cómo se sabe que tengo el menor riesgo de hemorragia posible tomando el medicamento?

Para medir el efecto del Sintrom se realizan unos controles periódicos que miden el tiempo que se tarda en coagular o tiempo de protrombina, cuyo resultado se expresa mediante el valor INR. Es importante no saltarse estos controles ya que gracias a ellos se ajustan las dosis del medicamento para no sufrir hemorragias.

El INR de la coagulación perfecta  es 1. Una persona con INR 2 indica que su plasma tarda 2 veces más en coagular que una persona con coagulación normal. Con los anticoagulantes se busca un INR más alto, cuanto más alto, mayor será el riesgo de sangrado y menos coagulará la sangre. Los niveles de rango terapéutico para personas anticoaguladas oscilan entre 2 y 3,5 según el problema de salud y el médico irá ajustando la dosis que debe tomar.

¿Qué dosis tengo que tomar?

La dosis necesaria es personal, individualizada para cada paciente. No todos somos iguales, por eso en cada caso se ajusta la dosis necesaria para conseguir el tiempo de coagulación idóneo, ya que depende de varios factores como: la edad, la dieta (muchos alimentos contienen Vitamina K), los medicamentos que esté tomando pueden interaccionar con el anticoagulante, los suplementos alimenticios y las plantas (también contienen Vitamina K), la ingesta de alcohol, el tabaco. ¿Sabías que el tabaco es rico en Vitamina K?  Las infecciones, la diarrea, el estrés, el ayuno y los cambios estacionales también causan cambios en el INR.

Existen dos presentaciones de Sintrom®:

  • comprimidos de 1 mg, que no están ranurados.
  • comprimidos de 4 mg ranurados en cuartos para poder dividirse en cuatro partes dependiendo de la dosis a tomar. Cada cuarto contiene 1 mg. En la hoja de medicación aparece reflejada la cantidad a tomar cada día en 1, 1/2, 3/4 o ¼.

Es importante que, si al dividirlo hay trozos mal partidos, se desechen.

No pienses que si te aumentan la dosis es porque estés más enfermo o que si te la disminuyen estás mejor. Como ya has visto, el INR puede cambiar por varios motivos.

¿A qué hora se toma el Sintrom?

  • Es muy importante tomarlo todos los días.
  • Se debe tomar siempre a la misma hora. En general  puede tomarse a cualquier hora, pero se recomienda tomarlo por la tarde-noche, 1 hora antes de  la merienda o de la cena, porque los controles se realizan por la mañana. Así, si se producen cambios permite hacer modificaciones de la dosis sobre la marcha fácilmente y comenzar la nueva pauta por la tarde o noche.

hora-toma-sintrom

 

¿Qué hago si se me olvida una toma de Sintrom®

o no recuerdo si la he tomado?

  • Si olvidas tomar tu dosis a la hora habitual, pero te acuerdas a lo largo del día, debes tomarla en ese momento.
  • Si te acuerdas al día siguiente, sólo debes tomar la correspondiente al día actual siguiendo el calendario establecido, NUNCA se debe tomar el doble para compensar el olvido.
  • Si dudas sobre si la has tomado o no, no  recuerdas si la has tomado, NO se toma.
  • Recuerda que es mejor no tomar una dosis que tomar el doble.
  • Cuando vayas a la próxima visita de control, avisa del descuido de la dosis.

Sólo mantendrás unos buenos niveles de anticoagulación si no olvidas tomar ningún comprimido. Para evitar el olvido de alguna toma te puede ayudar el uso de:

  • El calendario de tratamiento, marcando las tomas.
  • Pastilleros
  • Alarmas

Olvido-sintron-qué-hacer

La dieta (alimentos que contienen Vitamina K), los medicamentos, los suplementos alimenticios y las plantas pueden interaccionar con el anticoagulante, ¿cómo se pueden evitar las interacciones? lo veremos en otros post porque es importante que no cambies, ni añadas nada a tu medicación (incluso los medicamentos sin receta, los productos de herboristería y los homeopáticos pueden interferir con tu medicación) sin consultar antes a tu médico, farmacéutico o enfermero.

 

Recomendaciones para pacientes anticoagulados durante la pandemia de COVID-19

En la «Guía de actuación para personas con condiciones de salud crónicas y personas mayores en situación de confinamiento» elaborada por el Ministerio de Sanidad, aparecen los siguientes consejos para pacientes anticoagulados en el Anexo III.

Imagen

Las recomendaciones de autocuidado para los pacientes anticoagulados son las mismas que para la población general, pero teniendo en cuenta algunas consideraciones específicas:
• Hacer una vida lo más regular y ordenada posible, sin cambios bruscos de hábitos.
• Tomar la dosis exacta que tus profesionales sanitarios de referencia te hayan pautado para cada día y no cambiarla  por tu cuenta sin consultarlo.
• Tomar siempre el anticoagulante a la misma hora para evitar olvidos. En caso de que te  hayan entregado una hoja en forma de calendario con la dosis diaria, tacha la dosis para cada día inmediatamente después de tomarla, así te será más fácil llevar el control de las tomas.
• Si olvidas tomar la dosis a la hora que tienes por costumbre, puedes hacerlo a otra hora en ese mismo día, pero nunca juntes la dosis de un día con la del día siguiente.
• La alimentación debe ser equilibrada y variada pero regular, sin cambios bruscos. Aunque no hay alimentos prohibidos, aquellos ricos en vitamina K deben controlarse en cantidad y frecuencia de consumo. Evita asimismo tomar preparados de herboristería ya que pueden alterar el control de tu tratamiento.
• No abuses de bebidas alcohólicas porque pueden alterar seriamente el control.
• No faltes al control el día y a la hora que le hayan indicado en el centro de salud.
• Si sangras por encías, nariz, con la orina, con las deposiciones o éstas son negruzcas, o aparecen hematomas de forma espontánea, deberás comunicárselo al médico y/o enfermero responsable de tu control, pero si el sangrado es importante (abundante), debe ser valorado de forma urgente.
• Para cualquier aclaración, no dudes en consultar telefónicamente con tu profesional de referencia.

 

Fuentes:

Consejos al paciente anticoagulado Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, Ministerio de Sanidad.

Prospecto Sintrom AEMPS (Agencia española de medicamentos y productos sanitarios)

 

 

 

¿Te ha gustado? ¿Lo compartes?

2 comentarios en “Qué es el Sintrom®, cómo y cuándo tomarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *