Candidiasis: Preguntas frecuentes

La candidiasis es una infección producida por hongos del género Candida, de los cuales  C. albicans es el que se detecta con mayor frecuencia.

¿Qué es Candida albicans?

En la vagina conviven en perfecto equilibrio bacterias, hongos y protozoos. Entre los hongos encontramos, como componente normal de la flora comensal humana, una levadura, Candida albicans. Vive en pequeñas cantidades, sin ocasionar síntomas, en las membranas mucosas de las cavidades oral y vaginal, así como en el tracto gastrointestinal de los seres humanos. Cuando se altera este equilibrio, los hongos, que son oportunistas, se multiplican y causan la infección (candidisis).

La candidiasis vulvovaginal se presenta de manera frecuente en la vida de las mujeres, siendo la segunda causa más habitual de infección vaginal en mujeres de edades comprendidas entre los 20 y 45 años. Afecta a cualquier mujer en edad reproductiva.

Se estima que 75 de cada 100 mujeres experimentarán al menos un episodio de candidiasis vaginal en su vida, y de estas un 20% padecerán un episodio posterior.

Contagio ¿Cómo se transmite C. albicans?

La candidiasis no se considera una enfermedad de transmisión sexual porque no es necesario mantener relaciones sexuales para contraerla, aunque cuando una mujer tiene infección por candida puede transmitirla al hombre a través del sexo oral y/o vaginal.

Síntomas de la Candidiasis:

No es una enfermedad muy grave, aunque sus síntomas son muy molestos.

  • Picor (prurito).
  • Irritación vulvar.
  • Sensación de quemazón, ardor, escozor en los labios y en la vagina.
  • Enrojecimiento, inflamación en la piel de la vulva.
  • Sensación de ardor en la vulva al orinar.
  • Molestias o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Secreción vaginal anormal: varía desde una secreción blanca ligeramente acuosa a un flujo blanco muy denso, espeso, con grumos sólidos de color blanco, con consistencia de requesón o leche cortada.
  • Flujo sin olor.

Factores de riesgo: ¿Qué me predispone a tenerla?

Muchas mujeres se preguntan por qué tienen candidiasis.

Los siguientes factores de riesgo pueden alterar la microbiota vaginal y provocarla:

  • Sistema inmunitario deteriorado o debilitado por la acción de fármacos inmunodepresores (tratamientos contra algunos tipos de cáncer, la medicación tras un trasplante, toma de esteroides…) o por enfermedades que lo debilitan (VIH…)
  • El embarazo. Durante el embarazo las concentraciones estrógeno aumentan, lo cual se correlaciona con un aumento del glucógeno del tejido vaginal. Esto crea un ambiente rico en carbono ideal para el desarrollo de Candida.

Se considera que en el embarazo la prevalencia de Candida aumenta de acuerdo con las semanas de gestación y tiene su pico en el tercer trimestre.

La candidiasis vulvovaginal se ha asociado con un aumento en el riesgo de corioamnioitis (infección de la placenta y del líquido amniótico) en el embarazo y con parto prematuro.

  • El estrés crónico provoca cambios negativos en la inmunidad, por lo que predispone a una mayor incidencia de candidiasis vulvovaginal.
  • Una concentración de glucosa en sangre alta es uno de los factores que ayudan a que la Candida prolifere. La prevalencia de la candidiasis vulvovaginal es mayor en mujeres obesas y aquellas con diabetes mellitus descompensada, no así en mujeres diabéticas controladas; la levadura aislada con mayor frecuencia es C. glabrata.

Es importante mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control y evitar cambios en la dieta que aumenten el nivel de azúcar.

  • Uso de anticonceptivos orales con alta concentración de estrógenos. El aumento en el nivel de estrógenos facilita la adherencia de este hongo, favoreciendo así su reproducción.
  • El uso de métodos anticonceptivos como el dispositivo intrauterino (DIU), diafragmas y preservativos con espermicida, se han vinculado con la infección. Candida es capaz de producir una bio-película sobre el DIU que puede servir como reservorio en la infección, y también es capaz de metabolizar algunos compuestos de las sustancias espermicidas como el nonoxinol-9. Esto altera la microbiota y favorece la adhesión de Candida al epitelio vaginal.
  • Uso de antibióticos de amplio espectro. Los antibióticos alteran el equilibrio microbiano, disminuyendo la cantidad de bacterias lactobacilos (uno de los los mecanismos de defensa del organismo)
  • Uso de duchas vaginales o productos de higiene inadecuados, como algunos jabones y geles que pueden ser perjudiciales para la flora vaginal, sobre todo los que están perfumados. Estos productos desequilibran el Ph y favorecen la proliferación del hongo cándida, por ello es importante evitar los jabones íntimos no específicos y no realizar duchas vaginales.
  • Promiscuidad sexual. La candidiasis no es una infección de transmisión sexual, pero sí se relaciona con una alta frecuencia de actividad sexual. Las relaciones sexuales son un factor que también influye, algunos autores reportan que la frecuencia de estas, mayor a una vez por semana, se asocia a la disminución del H 2 O 2 producido por los lactobacilos, esto puede deberse a que el semen cambia el pH de la vagina alcalinizándolo hasta por 10 horas.
  • Exceso de humedad en la zona genital. Permanecer con prendas de ropa mojadas en contacto con la vulva es también una causa habitual de cándida, ya que la humedad favorece la reproducción de estos hongos. El bañador mojado o el sudor tras el ejercicio son factores que aumentan la predisposición a que aparezca esta infección, así como el uso de tejidos no transpirables o muy ajustados.

Candidiasis vulvovaginal recurrente

 La candidiasis vulvovaginal (VVC) recurrente se define como la presencia de al menos cuatro episodios al año, sintomáticos y documentados, con resolución de síntomas entre los episodios. Tiene una prevalencia de aproximadamente 5% en las mujeres de edad reproductiva.

Se consideran factores de riesgo para la VVC recurrente:

  • Intolerancia a la glucosa y dietas con alto contenido de carbohidratos
  • Distancia ano-vaginal corta (< 3cm)
  • Higiene vaginal con jabones perfumados, baño de burbujas, aerosoles, polvos
  • Depilación genital
  • Historia previa de vaginitis bacteriana
  • Uso de toallas y tampones durante el periodo menstrual
  • Dermatosis de vulva
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Uso de corticoterapia prolongada
  • Edad mayor a 40 años 

¿Cómo se trata la candidiasis?

La candidiasis vulvovaginal tiene un tratamiento efectivo y fácil de realizar.

El tratamiento habitual para esta infección es la aplicación de una pomada antifúngica (contra los hongos) o bien la utilización de comprimidos vaginales, en algunos casos, monodosis. En casos graves, el tratamiento tópico se complementa con tratamiento oral.

No te automediques, consulta a tu médico o farmacéutico.

Si tengo candidiasis, ¿se tiene que tratar mi pareja?

Sí, se tratan los dos miembros de la pareja aunque no tenga síntomas.

Los chicos también pueden tener infecciones por hongos en el pene. Pueden no presentar ningún síntoma o bien tener el glande enrojecido, dolorido y con picor. Algunos chicos también pueden presentan una leve secreción o dolor al orinar. 

Los chicos que no están circuncidados deben tener un cuidado especial al limpiarse el área de debajo el prepucio. Los pliegues húmedos y calientes del prepucio son un medio perfecto para que proliferen las levaduras. Mantener la zona bien limpia y seca puede contribuir a evitar las infecciones por hongos.

Te dejo esta Infografía con un resumen de las preguntas más frecuentes que recibimos en el mostrador de la farmacia sobre candidiasis, y un vídeo que hemos realizado desde Comunicación para la salud para compartir en redes sociales.

Espero que te haya servido de ayuda.

Ya sabes, si te gusta ¡Comparte!

Fuentes:

PAA González , ZC Ortiz , MR Dávila , GCM Valencia. Infecciones cervicovaginales más frecuentes; prevalencia y factores de riesgo. Rev Cubana Obstet Ginecol. , 33 ( 2 ) ( 2007 ) , 1 – 12

Carretero Colomer M. Candidiasis vulvovaginal. Offarm. Vol 28 (1) (2009), 68-69

¿Te ha gustado? ¿Lo compartes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.